Las mujeres continúan “levantándose” en el ámbito laboral 80 años después

Las mujeres continúan “levantándose” en el ámbito laboral 80 años después
marzo 14, 2016 North Jersey Marketing

Pregunta a Lourdes

Volumen 3 Número 3

Las mujeres continúan “levantándose” en el ámbito laboral 80 años después

Por Lourdes Cortez

Con motivo de la celebración del 80mo aniversario de North Jersey Federal Credit Union, yo debo reflexionar sobre el rol de la mujer en el lugar de trabajo y los cambios formidables que nuestras comunidades han experimentado desde 1936.

En una sociedad dominada, en su mayoría, por hombres, las mujeres se han convertido actualmente en la norma en el lugar de trabajo y nuestros logros se ven reflejados en los tipos de profesiones que muchas de nosotras elegimos.

Se puede observar cuán lejos hemos llegado.

Hace ochenta años, muchas mujeres eran relegadas al trabajo doméstico, en especial las mujeres de color, en tanto que se esperaba que las mujeres que tenían la oportunidad de recibir educación se dedicaran a ser enfermeras, maestras o a tener un trabajo estereotípico. En otras palabras, las mujeres no contaban con muchas opciones y el techo de cristal era insoslayable.

Sin embargo, según el Departamento para Empleados Profesionales (DPE, por sus siglas en inglés), 73 millones de mujeres forman parte de la fuerza laboral en la actualidad, comparado con los 11 millones de hace 80 años, una señal clara de que las mujeres se están infiltrando en todos los aspectos de la industria y los negocios.  

Desde luego, el trabajo bancario no siempre se consideró trabajo para mujeres. No obstante, hubo una presencia de mujeres innovadoras en el sector bancario, como Mary Roebling, que tomó las riendas como directora del Trenton Trust Bank cuando su esposo falleció en 1937. Bajo su mandato, los activos del banco aumentaron vertiginosamente de $17 millones a $1.3 mil millones para 1984, cuando se jubiló.

Por su parte, Maggie Lena Walker fundó el St Lukes Penny Savings Bank en 1903, en Richmond, Virginia, y pasó a ser la primera mujer afroamericana, directora de un banco.

Posteriormente, las mujeres continuaron marcando su presencia en diversas áreas, algunas más que otras, casi igualando en cantidad a los biólogos y artistas masculinos (DPE).

En los cargos directivos, mujeres como Arisa Batista-Cunningham representan el 30 por ciento de la fuerza de trabajo. Batista-Cunningham es la vicepresidenta de Global Diversity para Johnson & Johnson, cuya misión es promover las comunidades minoritarias y marginadas.

A medida que las mujeres se volvían más predominantes en el lugar de trabajo, tanto en las industrias tradicionales como en las no tradicionales (fábricas, fuerzas armadas, entre otras), surgió un nuevo problema: la brecha entre el salario que recibían por realizar el mismo trabajo. Hombres y mujeres que ocupaban el mismo puesto no ganaban el mismo salario. Y, lamentablemente, esto estaba sucediendo de manera sistemática.

Aunque la ardua lucha por la igualdad continúa para las mujeres en el lugar de trabajo, nada lo expresa mejor que “la misma remuneración por el mismo trabajo”.

Con el paso de la ley de Pago Justo Lilly Ledbetter, firmada por el presidente Obama en 2009, las mujeres obtuvieron el beneficio que tanto necesitaban en temas salariales.

Persistencia y determinación han definido la fuerza admirable de las mujeres a través de la historia. Las mujeres se han mantenido implacables, desde el movimiento por el sufragio femenino, una lucha que duró 52 años para conseguir el derecho a votar en 1920, hasta el Movimiento Feminista en la década de los setenta, cuando “el espíritu emprendedor surgió con un nuevo ímpetu”. Según Women in Business: a Historical Perspective, a fines de la década de los ochenta, las mujeres eran dueñas de la mitad de los negocios estadounidenses y hacían malabares para ser madres y amas de casa a la vez.

De hecho, la gran Maya Angelou capturó elocuentemente en su poema Y aun así, me levanto el espíritu valiente presente en el ADN de las mujeres.

Puedes dispararme con tus palabras

Puedes herirme con tus ojos

Puedes matarme con tu odio

Y aun así, como el aire, me levantaré.  

 


Lourdes Cortez comenzó su carrera profesional en el sector bancario en 1984 como representante en North Jersey Federal Credit Union (North Jersey Federal). Después de ascender a diferentes puestos, se convirtió en directora ejecutiva en 2005. En los últimos 10 años, los activos de North Jersey Federal han aumentado de manera constante de $171 millones a $233 millones.  Como la primera mujer latina en ser directora ejecutiva de una cooperativa importante en New Jersey, Lourdes contribuyó al crecimiento de los activos de North Jersey Federal no solo con su gestión sino también con su compromiso con retribuir a la comunidad, el cual ha sido enorme. Un ejemplo de su compromiso fue la creación de la primera cooperativa de New Jersey dirigida por estudiantes con un programa aprobado por el estado.
Como directora ejecutiva, Lourdes cristalizó la participación en la comunidad de la cooperativa mediante la creación de la Fundación North Jersey Federal Credit Union. Otras organizaciones que han recibido el apoyo de la fundación incluyen Autism Radio, Boys & Girls Club, Boy and Girl Scouts, Eva’s Village y Marines Care Organization.
Lourdes fue distinguida por la revista NJ Biz como una de las 50 mejores mujeres en los negocios (Best 50 Women in Business) en New Jersey y recibió los premios Brava Awards de 2015 de SmartCEO y Best Practices Awards de la revista Commerce de CIANJ.  Hace poco, Lourdes fue nombrada miembro de la Junta Directiva de la Universidad de William Paterson en Wayne, New Jersey.